Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Usos de los termómetros de mercurio: modelos para bebé o adulto y comparación con dispositivo digital

El termómetro de uso médico es ideal para prepararnos frente a un diagnóstico que no tiene escapatoria: la fiebre. Debido a la frecuencia del síntoma en muchas enfermedades, la compra de un dispositivo que señala la intensidad del calor es necesario.

A continuación te explicaremos sobre un tipo de termómetro cuya historia habla por sí sola. El modelo de mercurio es un artefacto que vale la pena conocer, pues todavía es empleado en muchos hogares del mundo. Continúa leyendo para aprender más sobre el dispositivo de medición de temperatura.

¿Qué es un termómetro de mercurio? Partes del dispositivo para detectar fiebre

El termómetro es un instrumento encargado de medir la temperatura. El modelo de mercurio fue uno de los primeros en ser inventados, pues data de 1714 gracias a la mano de Daniel G. Fahrenheit. Dicho artefacto es utilizado en la modernidad para verificar si una persona tiene fiebre. También puede ser empleado para conocer el nivel de calor de algunos materiales en las industrias.

La siguiente guía está enfocada en los termómetros de uso médico. Para saber cómo funcionan, es pertinente que conozcas sus partes. Aquí te presentamos una breve explicación de cada componente:

  • Bulbo, es la base cilíndrica o esférica que almacena el mercurio. Puede ser de acero inoxidable o de vidrio. Cuando la temperatura asciende, el elemento sale del bulbo, mientras que vuelve a depositarse cuando la temperatura baja.
  • Vástago, es el tubo por donde fluye el mercurio. También se conoce como capilar. Suele situarse dentro del cuerpo de vidrio del termómetro y está conectado al bulbo.
  • Válvula, es el espacio entre el bulbo y el vástago. Su estructura es lo suficientemente estrecha para evitar que el mercurio baje con rapidez, así el usuario tiene el tiempo necesario para leer la temperatura.
  • Cuerpo, es el tubo de vidrio que protege al vástago. Está fabricado del material delicado porque filtra la temperatura de manera eficiente. El elemento mide entre 15 y 30 centímetros, tiene forma alargada y cuenta con bordes suavizados.
  • Compartimiento de expansión, es el espacio donde se acumula el mercurio en caso de que se exceda. Si el elemento llega a dicho lugar, significa que no se pueden medir grados más altos de temperatura.
  • Escala, es el rango de números que indica el nivel de temperatura. Según el termómetro, puede estar expresada en grados Fahrenheit (ºF) o Celsius (ºC).

Tipos de termómetros de mercurio y tiempo de aplicación en minutos: axilar, rectal u oral

Existen diversos tipos de termómetros de mercurio. La variedad depende de factores como el precio, la efectividad del resultado y la zona de medición. Lee la descripción de cada clasificación antes de adquirir un modelo:

a—Termómetro axilar

Es uno de los más cómodos del catálogo. La punta del termómetro debe colocarse en la axila, justo en el pliegue que une el brazo y el torso. Dependiendo del modelo seleccionado, puede tardar en mostrar la temperatura entre 4 y 5 minutos.

b—Termómetro rectal

Se trata del método más confiable para conocer la temperatura de los niños. El nivel de calor normal en el recto es entre 97 y 100 grados Fahrenheit o entre 36 y 37.7 grados Celsius. Podrás consultar el resultado con tan solo 3 minutos de haber dejado el dispositivo en la zona.

c—Termómetro oral

Es el termómetro más extendido por la facilidad de uso. Para utilizarlo, debes levantar la lengua y situar la punta del dispositivo en el pliegue inferior de dicho músculo. A continuación tienes que presionar suavemente hacia abajo para que el artefacto se mantenga recto durante los 3 minutos de evaluación. La temperatura normal en un adulto es de 36 grados Celsius.

¿Cómo funcionan los termómetros de mercurio? Ventajas, desventajas y riesgos

El mercurio es muy sensible a la temperatura. Al estar en contacto con el calor de un cuerpo, el metal se dilata. Debido a su incorporación en un termómetro, el elemento marcará cierto nivel en la escala numérica. La cifra obtenida hace referencia a los grados centígrados (o Fahrenheit, dependiendo del ejemplar comprado) del cuerpo.

Si la temperatura de una persona sobrepasa los 36 grados Celsius, significa que el cuerpo puede estar luchando contra un padecimiento. Para evitar el sobrecalentamiento, es necesario conocer los métodos caseros de alivio. Al respecto, puedes leer nuestra guía sobre ¿cómo bajar la fiebre rápido a bebés, niños y adultos?

Al igual que todos los dispositivos, los termómetros de mercurio tienen pros y contras. Entre las ventajas destacan las siguientes:

  • Los termómetros de mercurio destacan entre los más precisos, pues tienen un índice de error de apenas 0.1 grados.
  • Pueden utilizarse para cualquier método de medición de temperatura: oral, axilar y rectal.
  • Gracias a la incorporación de vidrio en los acabados externos, la desinfección es posible con sustancias domésticas.

Por otra parte, las desventajas de los termómetros de mercurio son las explicadas a continuación:

  • Debido a la frecuencia del vidrio como material del cuerpo, los dispositivos son frágiles y pueden romperse con una ligera caída.
  • A diferencia de la rapidez de los modelos digitales, necesitan una exposición prolongada al cuerpo. Algunos termómetros dependen de un contacto de hasta 5 minutos, lo cual puede ser incómodo para medir la temperatura de un niño.
  • La rotura del termómetro puede ocasionar una liberación peligrosa de mercurio.

Prohibición de los termómetros de mercurio por riesgo de intoxicación

Debido al riesgo de envenenamiento por mercurio en caso de rotura, la comercialización de los termómetros de este tipo está prohibida desde 2009 en España. Además, en el 2013, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a los fabricantes a eliminar gradualmente los artefactos de medición que contengan el elemento.

El Convenio de Minamata sobre el Mercurio es el principal precursor de la eliminación del elemento en los termómetros. Dicha reunión tuvo lugar en Ginebra en el año 2013. El propósito del tratado es remover el componente de los ámbitos de diagnóstico para el 2020.

La inhalación de vapores de mercurio y su afectación a los sistemas nervioso, digestivo e inmunitario es el motor principal de la iniciativa. Ciertos estudios demuestran que el elemento puede causar trastornos neurológicos y de comportamiento. Otros síntomas incluyen insomnio, pérdida de memoria y disfunción motriz.

¿Dónde comprar y ver imágenes de alternativas a los termómetros de mercurio en el mercado?

Teniendo en cuenta los riesgos de los termómetros de mercurio, algunas tiendas evitan la venta de ejemplares. Sin embargo, puedes encontrar otros tipos de medidores de temperatura en los catálogos de México. Uno de los más recomendados es Amazon, al cual puedes acceder con el siguiente enlace.

Las ofertas sin mercurio son las más comercializadas en el portal mencionado. Si quieres revisar las especificaciones técnicas de los modelos antes de comprar, te invitamos a leer nuestra reseña de termómetros digitales e infrarrojos para bebés, niños y adultos. Algunos precios registrados son los siguientes:

  • Termómetros electrónicos portátiles desde $90 hasta $500
  • Modelos infrarrojo entre $370 y $450
  • Ejemplares para oído de $100 a $220

Una de las formas de comprobar la calidad de los ejemplares es leyendo las reseñas de compradores anteriores. Compara los comentarios para que sepas cuál es el termómetro ideal para ti. De tal forma, pagarás el precio justo por el artefacto que cumpla con las funciones que necesitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *